Los marcos de puerta son una parte integral de la estructura de una puerta. A menudo se piensa que los marcos de puerta sirven solo para dar forma a la puerta, pero también cumplen una función estructural importante. Los marcos de puerta deben ser fuertes y resistentes para soportar el peso de la puerta y el uso diario.

También deben ser lo suficientemente anchos para acomodar el grosor de la puerta. Si el marco de la puerta es demasiado delgado o débil, se puede dañar fácilmente. Por otro lado, si el marco es demasiado grueso o ancho, puede hacer que la puerta sea más difícil de abrir y cerrar.