Alfombras y felpudos

Felpudos

¡Impresiona con un felpudo a todo aquel que entre en tu hogar! Entra en Fesmés y descubre felpudos de diferentes estampados, diseños y colores que darán la mejor bienvenida a tus invitados, amigos y familiares.

Disponible para envío a domicilio Disponible para recoger en la tienda

Filtrar

* Los precios de los productos son de carácter orientativo y pueden variar dependiendo de la tienda.
** El precio que se muestra en la vista preliminar de los productos agrupados se corresponde al precio del producto de inferior valor.

Felpudos

Seguro que a ti también te ha pasado, de acabar de limpiar tu vivienda de arriba a bajo y de repente, que alguien entre a tu casa sin limpiarse los pies y empiece a ensuciar todo aquello que llevabas tiempo dedicado para limpiarlo. En ese momento es cuando nos acordamos de la importancia que tienen los felpudos, aquellas pequeñas alfombras que se colocan en el exterior de las puertas e impiden entrar porquería del exterior hacia el interior.

¿Qué características tienen los felpudos?

En esta sección encontrarás felpudos de diferentes colores, formas y estampados, para que elijas el que más te guste con la finalidad de dar la mejor de las bienvenidas a todo aquel que entre en tu casa.

Los felpudos se utilizan a diario y están expuestos a diferentes condiciones ambientales, por lo tanto, están fabricados con materiales de gran durabilidad y resistencia para que no se estropeen y tengan una larga vida útil. Las principales características que deben incorporar son las mismas que cualquier alfombra exterior vinilo, han de presentar resistencia al agua, a los rayos UV y, sobre todo, ser antideslizantes.  

¿Cómo se limpian los felpudos?

Los felpudos necesitan de una buena limpieza, ya que, al ser utilizados diariamente, se va almacenando porquería cada día y si no se les realiza el mantenimiento adecuado, dejarán de desarrollar su función principal que es la de limpiar la suela de los zapatos.

De este modo, para realizar una correcta limpieza, primero de todo deberás sacudir el felpudo en el exterior para que expulse todo el polvo acumulado. Posteriormente, deberás coger un cepillo y un cubo lleno de agua con jabón y un poco de amoníaco diluido y empezar a frotar de arriba hacia abajo hasta que quede impoluto. Fácil y rápido, ¿verdad? ¡Entra en Fesmés y no te queden sin tu felpudo!

  • Envío a domicilio

    ¡No te preocupes de nada! Haz tu pedido y nosotros te lo enviamos a casa.

  • Recogida en tienda

    ¿Quieres venir a nuestra tienda? Reserva tus productos online antes de que se agoten.

  • Otros servicios

    ¡No esperes más! Haz clic aquí y descubre todo lo que FESMÉS puede hacer por ti.