Jardinería

Fitosanitarios e insecticidas

¡Olvídate de los mosquitos e insectos con nuestros fitosanitarios! Encuentra en FESMÉS la mejor variedad de herbicidas, fungicidas, insecticidas y plaguicidas que te permitirán cultivar y disfrutar tanto del jardín como del interior del hogar sin insectos

Disponible para envío a domicilio Disponible para recoger en la tienda

Filtrar

* Los precios de los productos son de carácter orientativo y pueden variar dependiendo de la tienda.
** El precio que se muestra en la vista preliminar de los productos agrupados se corresponde al precio del producto de inferior valor.

Fitosanitarios e insecticidas

¿Qué son los fitosanitarios y para qué se utilizan?

Los fitosanitarios son sustancias que se encargan de proteger los cultivos y las plantas, con la finalidad de impedir que el cultivo se vea afectado o dañado por plagas, y en consecuencia, que se vea afectada la calidad y producción de los alimentos.

El principal objetivo de los productos fitosanitarios es el de conservar y cuidar los alimentos,  desde la producción hasta la distribución y transporte de los mismos, con la finalidad de obtener un producto agrícola de calidad, protegiendo así la salud pública.

Según el tipo de plaga que se quiera controlar y eliminar, utilizaremos un tipo de fitosanitario u otro, entre los cuales diferenciamos acaricidas, fungicidas, insecticidas y herbicidas, según controlen ácaros, hongos, insectos o malezas.

¿Para qué sirve un insecticida o plaguicida  y cuáles son sus beneficios?

Un insecticida o plaguicida sirve principalmente para atacar y eliminar cualquier tipo de plaga de insectos. En esta sección encontrarás diferentes tipos de insecticidas, para colocar tanto en el interior del hogar y proteger así las distintas estancias de mosquitos y demás insectos, como insecticidas específicos de jardín y huerto, destinados a evitar que el crecimiento del cultivo se vea afectado por alguna plaga, dañando así los alimentos.

Si hacemos referencia al sector agrícola, el principal beneficio que aporta un insecticida o plaguicida es que permite incrementar la producción agrícola, ya que, sin este tipo de fitosanitarios, la producción mundial de frutas, verduras y vegetales se vería afectada considerablemente, y, en consecuencia, los agricultores también se verían perjudicados al reducir la producción, incrementar los costes y obtener menos beneficios. Además, el cultivo agrícola potencia una correcta alimentación mucho más saludable, ya que, al tratarse de cultivos naturales, hacemos referencia a alimentos naturales que benefician la salud.

Si hacemos referencia al sector doméstico, los insecticidas aportan bienestar y tranquilidad, ya que ahuyentan los mosquitos, evitando así su presencia y las indeseables picadas de mosquito. En esta sección también ofrecemos ahuyentadores de mosquitos de diferentes tipos y repelentes eléctricos. ¡No te quedes sin el tuyo!

¿Qué es un herbicida y qué tipos encontramos?

Un herbicida es un producto que se utiliza para impedir el crecimiento de plantas indeseadas conocidas como malas hierbas, que crecen en lugares inapropiados y van invadiendo cada vez más espacio, perjudicando a la plantación de cultivo.

Los herbicidas se caracterizan por tener gran dispersión y ser invasivos, por lo tanto, para evitar el crecimiento de las malas hierbas, necesitarás contar con un herbicida.

Para escoger un herbicida, es de vital importancia que tengas en cuenta la zona que quieras desherbar, ya que en función del espacio, encontramos los siguientes herbicidas:

  1. Herbicida selectivo, es el tipo de herbicida que se utiliza para zonas de cultivo, ya que tiene la capacidad de eliminar las malas hierbas sin dañar a las plantas y cultivos que queramos conservar. Dentro de este tipo de herbicidas, encontramos herbicidas específicos para cada tipo de cultivo y planta.
  2. Herbicida total, es un tipo de herbicida que, a diferencia del selectivo, destruye todo tipo de plantas, y por lo tanto, se recomienda aplicar antes de la plantación, para conseguir un espacio sin mala hierba.

 

Independientemente del tipo de herbicida que escojas,  también se diferencian en el tipo de formato, ya que pueden ser herbicidas sólidos y herbicidas líquidos.

¿Qué son los fungicidas y cómo se aplican?

Los fungicidas son productos que tienen la finalidad de controlar los hongos causantes de enfermedades en las plantas y cultivos. Se consideran de carácter esencial para eliminar microorganismos dañinos y conseguir una cosecha de calidad.

Los fungicidas se pueden aplicar de maneras diferentes, en función del tipo de planta que queramos tratar:

  • En el caso de las semillas y raíces, se aconseja aplicar el fungicida antes de la siembra.
  • En el surco de la siembra, ya sea una aplicación mediante aspersión o por riego de goteo.
  • Parte superior de la planta, se aplica mediante un aspersor.
  • En el interior de los árboles, mediante inyecciones en el tronco.
  • En frutos y plantas cosechadas, se puede aplicar el fungicida tanto por inmersión como por aspersión o recubrimiento
  • Envío a domicilio

    ¡No te preocupes de nada! Haz tu pedido y nosotros te lo enviamos a casa.

  • Recogida en tienda

    ¿Quieres venir a nuestra tienda? Reserva tus productos online antes de que se agoten.

  • Otros servicios

    ¡No esperes más! Haz clic aquí y descubre todo lo que FESMÉS puede hacer por ti.