Tarima flotante

¿Estás buscando la manera perfecta para darle a tu hogar un estilo moderno y funcional? Una tarima flotante puede ser la solución ideal para ti.

Filtrar por:

Filtro

¿Estás buscando la manera perfecta para darle a tu hogar un estilo moderno y funcional? Una tarima flotante puede ser la solución ideal para ti.

Una tarima flotante es una superficie de suelo artificial que se encuentra sobre otra superficie de suelo. Se utiliza comúnmente en entornos comerciales y de oficina, ya que proporciona una base sólida y estable para el tráfico pesado. Este tipo de tarimas se puede instalar sobre cualquier tipo de subsuelo, incluidos concreto, madera y alfombras.

Para qué sirven las tarimas flotantes

Las tarimas flotantes se pueden utilizar para muchos propósitos diferentes, ya que pueden usarse como un espacio adicional en casa o como una estructura más compleja para eventos.

A menudo se colocan sobre el agua como una plataforma para eventos o fiestas, pero también se pueden usar para proporcionar un espacio adicional en casa.

La mayoría de las tarimas flotantes de casa están hechas de materiales comprimidos como el cartón o la espuma, lo que las hace ligeras y fáciles de transportar. Además, son una gran manera de aislar el calor y mantener la temperatura ambiente en un nivel cómodo

Cómo elegir una tarima flotante

Existen muchos tipos de tarimas flotantes en el mercado, pero es importante que se valore cuál es la necesidad para así poder elegir correctamente.

Si planea usarla en exterior, entonces debe prestar atención a los materiales utilizados, y que estos sean más resistentes al agua. En este caso, es preferible elegir una tarima flotante compuesta de plástico o vinilo.

Por otro lado, se tendrá en cuenta también su acabado a la hora de elegir ya sea laminados, recubiertos con vinilo o pulidos. La mayoría de las tarimas flotantes están disponibles en una amplia variedad de colores y texturas.

Montaje tarima flotante

El montaje de la tarima flotante es muy sencillo, pero antes debes tener muy claro el espacio en el que se colocará. Por ello, debes medir el espacio donde se va a colocar la tarima y marcar los extremos con cinta adhesiva.

A continuación, debes colocar las lamas de la tarima sobre el suelo, empezando por una esquina y siguiendo en línea recta hasta llegar al otro extremo. Cuando se llegue al final, se cortan las lamas para que queden a ras del borde. Es importante tener en cuenta que los paneles deben estar alineados con las juntas laterales y ajustados correctamente.

Finalmente es recomendable la aplicación de una barrera de vapor para evitar la condensación en la tarima. Esta barrera se coloca entre los paneles y el suelo.

En nuestra web podrás encontrar otros productos complementarios como puede ser los suelos laminados o el aislamiento para suelos.